Para mi la muerte de mi querida Loly significa una destrucción total, ya que por dentro te desgarra totalmente el perder a lo mas querido. Yo, desde que tu te fuisteis, ya no tengo vida, porque tu eras mi vida. Cada despertar es una pesadilla. Lo único que yo desearía es acostarme y no abrir más los ojos. Cada día que pasa me parece más difícil seguir viviendo, si es que se le puede llamar vivir, con este sufrimiento continuo. Yo, me niego a creer en nada, el más grande de los castigos que me ha dado la vida. ESTO ES HORRIBLE....ES ANTINATURAL... Es una verdad que no podemos evitar experimentar la tristeza por la separación del ser querido, ya no existe nada todo esta vacio y hasta mi alma esta ausente toda mi persona ha sido destruida mi dicha y mi felicidad porque ya nunca habitara e mi casa la luz de la vida, solo encuentro oscuridad y vacio.

Si solo se pienso en los deseos mi mismo, nunca llegare a tener mi alma, siempre estaré insatisfecho, obsesionado con tu desaparición y creare un vacio a mi alrededor, la posición y el tiempo no cuentan ya en mi historia, solo una cadena de recuerdos. ¡Quiero dejar de pensar y no puedo! He pensado sin descanso y a increíble velocidad durante cientos de días. Este es mi castigo, pensar sin llegar a tener conclusiones que lo único que me importaba en la Tierra eras tú, ahora me siento tan solo y una lagrima resbala por mi cara en la oscuridad de nuestra habitación, antes era dormilón, pero desde que tu no estas paso noches y noches mirando nuestro techo e imaginando que tu vendrás a estar a mi lado y ese sueño reparador que tanta falta me hace ahora son las pastillas las que se encargan de que mis ojos se cierren.

No importan que los párrafos a veces no concuerden unos con otros, lo importante de este diario es tener presente siempre que el ser querido sigue vivo en nuestros corazones, sobrevivo por pura necesidad, siempre con un nudo en la garganta que no me deja ni pensar, poco a poco voy perdiendo la fe, si es verdad que existe el cielo y que tu estas en el y me ves, veras que a veces sentado en nuestro sofá y haciendo tus paños de crochet , “me decías Cefe tengo hambre” y yo enseguida te ponía tu merienda, ya miro y no veo nada solo un sofá vacio, y hay un hombre que se queda mirando tu sitio y una lagrima rueda por su mejilla.

Es difícil describir la sensación que se siente cuando el ser querido se ha ido para siempre, y que no se volverán a ver aquellos los que queremos desde el fondo de nuestros corazones. Es difícil describir también lo que esconde todo lo nuevo que viene. Dejo una vida hecha, una forma de vida. Viene un empezar de nuevo, y una sensación extraña, mezcla de ternura, dolor, añoranzas y miradas cargadas de ilusiones perdidas entre canas.

Hoy, quisiera ir de la mano de esa dulce mujer, se me ha quedado la voz dormida y en mi retina pululan unos hermosos ojos y una sonrisa, entre fotos desgarradas por el tiempo; perdidos si, entre paseos nocturnos y noches en vela, mientras mis ojos reflejan angustia y tristeza, y un sabor agridulce que tus besos me dejaron, y una nostalgia infinita empañó mis ojos al no poder volverte a ver, por si acaso vuelves a mi, me abandonaré en tus brazos para que te diga todo lo que siente mi corazón ,al verte sonreír como sonreías y esperaré, aunque sea en vano, a tus manos llamándome desde el cielo y a ese abrazo tuyo que me transporte y me arrastre junto a ti y quedarme a la espera de lo que tenga que venir, para esperarlo a tu lado. Una lagrima es el sufrimiento de mi corazón, el grito desesperado de mi alma que lamenta tu partida, una lagrima es el fin de mi felicidad y el comienzo de mi sufrimiento.

Entre sueños tantee la cama, anhelando abrazarte. Pero ya no estabas.
Hacía tiempo que te habías ido, dejando sólo una lágrima sobre mi mejilla,. Me incorporé. Miré nuestra habitación, triste, vacía, callada, oscura, sin vida. Faltaba algo, faltabas, tu, la lágrima se había ya secado. Lloré. Mi cara se volvió a llenar de dolor, tan profundos, tan hirientes, como tu recuerdo. Traté de levantarme, traté de vivir, pero no pude. Volví al único lugar que podía, volví a soñar. Y hoy en día sigues ahí, en mi mente, dándole vida a mis sueños, danzando entre mis pensamientos. Una lagrima con sabor a soledad y a tristeza recorre mi mejilla quemando mi piel.

A veces el silencio vale mas que mil palabras, y yo quiero guardar silencio en tu memoria. Aún no alcanzo a comprender las cosas que todo el mundo da por sentado. Es más me doy cuenta que no comprendo muchas cosas que el mundo real las entiende sin complicaciones. Creo que hoy, es de los pocos momentos en que desee, guardar silencio por convicción propia. Es más aunque "aparentemente" me veía muy tranquilo y animado, todo era ficticio, interiormente estaba desecho. Durante todo el día no musite palabra, no tendría sentido hablar con alguien que no me va a escuchar o en el peor de los casos nunca me va a entender. Una de las virtudes más admiradas a lo largo de los tiempos y, sin embargo, una de as menos respetadas en nuestros días, es sin duda la del silencio, ¿pero que poder emana el silencio? A veces el silencio es relacionado justamente con la soledad. Pero, ¿qué es la soledad…?
La soledad no es precisamente la ausencia de compañía, pues muy a menudo yo me siento solo aún en medio de mucha gente, por eso me gusta estar con mi pequeño nieto Dieguito mira la foto de su “Yayi” y después en silencio me mira, nos miramos un rato y permanecemos en silencio, ves una pequeña lagrima que se desliza por sus ojos y yo vuelvo el rostro para que no me vea que una de ellas se ha pegado a mi mejilla, por eso su silencio es el tesoro mas preciado para mi cuando estamos los dos solos y tenemos enfrente a su “YAYI”.

El silencio calma nuestro corazón. Es un bálsamo que sana las heridas del alma, mi mente recorre lugares donde hemos vivido, los revivo, los añoro y los extraños porque en todos ellos estas tu, mientras espero del destino un regalo, tu regreso de la eternidad. de lo que se nos ha sido dado”, no se si la traducción es la correcta, pero si se que la idea lo es, que es un recuerdo, sino, aquella sensación agridulce que nos conmueve el alma como la primera vez. El deseo de detener en el tiempo aquello que guardamos vivo en nuestra memoria, la mirada ausente que me quedo, horas observando por la ventana y uno se pregunta en que pienso, y se quedan así nuestros recuerdos suspendidos en el tiempo sin tiempo, hasta el instante en que deseemos volver a sentir en nuestro corazón todo el amor que un día nos fue dado, pero no hay otro recorrido que el duro camino de enfrentarse con la separación definitiva, ya que ellos no existirán más, si pudiéramos entrar en nuestra mente apreciaríamos una colosal lucha interna, pasando por la incredulidad y la confusión a pesar del tiempo transcurrido mi dolor se prolonga y me ocasiona consecuencias secundarias. El llanto y el pesar se intensifican, mezclados con sentimientos de rabia y resentimiento. A causa de esto, me desintegro del mundo, y procuro estar lo menos posible con la mi perdidagente, me resulta verlos felices y yo echo una paria con mi soledad a cuestas, prefiero el entorno de mi casa, se que me hace daño el estar en esa casa vacía donde tantas horas felices he pasado, pero son mis recuerdos que a veces y sin querer lloran bajito, como no queriéndola despertarla, no es locura, es la sensación de no creer que ella se halla ido para siempre.

A veces me pregunto ¿tienen algo de malo expresar el dolor cuando se sufre la perdida de un ser querido? No, llorar es humano, es una reacción normal, porque se siente como pérdida, un pedazo de la vida propia, como si con ella se hubiera ido parte de mi vida, hoy es todo de preguntas, preguntas que en la mayoría de los casos no tienen respuesta ¿Cuánto tiempo duran la tristeza y el dolor que sufrimos quienes hemos perdido a un familiar? Conocer la respuesta a esta interrogante seria ayudarnos a quienes hemos perdido a la persona querida, la única respuesta valida es que las heridas del alma terminan curándose, aunque tardan mas en cicatrizar que las del cuerpo, espero que un día pueda superar mi perdida y volver hacer una vida normal, con el recuerdo de mi Loly y con su ayuda , vivir en paz los pocos años que me queden de vida, sin el sufrimiento diario y la pena que siento el no tenerla nunca mas a mi lado